Avd. Manuel Agustín Heredia Nº12, 5º Izq.29001. Málaga Teléfono: 952 224 028 | Móvil: 671 600 826
Vítiligo Port

¿Qué es y cómo afecta el vitíligo a mi salud general?

El vitíligo es “una enfermedad de la piel que se manifiesta en la pérdida de pigmento de alguna/s parte/s del cuerpo, lo que da lugar a llamativas manchas blancas que contrastan significativamente con la tonalidad de las partes no afectadas”. Así es como define el doctor Enrique Herrera Acosta esta patología cutánea que padece alrededor del 1% de la población, lo que significa que afecta, más o menos a medio millón de personas en España. En este post vamos a intentar responder a las principales preguntas que surgen ante esta enfermedad. (Cuestiones a las que respondió también el doctor Herrera, hace algunos meses, en el programa La Salud a Toda Costa de 101 TV Málaga.)

¿Cómo afecta el vitíligo a la salud general del paciente?

Lo cierto es que se trata de una enfermedad que solo tiene afectación cutánea, lo que significa que no causa daños en ningún otro órgano del cuerpo. Clínicamente, el único síntoma es la aparición de manchas blancas o lechosas en diferentes zonas; pueden aparecer de forma simétrica –ambas manos, lados de la cara, rodillas…-, salpicadas como puntitos de menor tamaño, pero también se dan casos en los que aparece de forma más anárquica, dependiendo del tipo de vitíligo.

La piel de las personas con vitíligo es más propensa a quemaduras solares.

Es una enfermedad autoinmune, lo que significa que los enfermos también pueden tener más riesgo de padecer otra enfermedad autoinmune, una de las que más solemos ver es la afección tiroidea de algún tipo.

Por otro lado, a pesar de ser benigno, el vitíligo tiene una importante repercusión psicosocial ya que puede llegar a ser muy llamativo y marca estéticamente a quienes lo padecen. Por esa razón, para su tratamiento no solo se recurre al uso de medicamentos si no que, con frecuencia se refuerza con terapia psicología e incluso talleres con técnicas de camuflaje o maquillaje, en las que aprenden a utilizar productos de maquillaje específicos y avalados por dermatólogos, que ayudan a los pacientes a verse mejor de manera rápida y mejorar su estabilidad emocional.

¿Cómo actúa el vitíligo a la piel?

El vitíligo actúa en las células de la piel que se dedican a defendernos, y “hace que no identifiquen como propias a las células que producen el color, es decir a los melanocitos. Por tanto, los atacan y o bien los destruye o bien impide su producción natural de pigmento”, explica el doctor Herrera.

Recordemos que estos melanocitos son los responsables de dar color a la piel, de producir la melanina que necesitamos, no por razones estéticas si no para protegernos de los rayos solares.

Así que, cuando tenemos vitíligo, las células se inflaman y no hacen bien su trabajo, en lugar de producir melanina dan lugar a las manchas blancas.

En ocasiones, las lesiones aparecen después de un traumatismo, por el Efecto Koebner . Es decir, si existe una predisposición a padecer vitíligo se puede precipitar su aparición por simples traumatismos como detonantes, por eso es más frecuente en zonas de contacto como manos, piernas, rodillas…

¿Qué caracteriza a las manchas por vitíligo?

  • Las manchas se presentan con un contorno ligeramente irregular, aunque bien definido.
  • Son de color blanco o ligeramente rosado.
  • En algunos tipos de vitíligo, las manchas tienen un área marginal más pigmentada o incluso márgenes enrojecidos por la inflación de la piel.
  • Las manchas aparecen, principalmente, en orificios -párpados, nariz, boca-; en pliegues – axilas, ingles-; mucosas -labio, encías, ano, genitales-; y, también, en la espalda, pecho o mamas

¿Cuál es el paciente tipo?

Es una enfermedad con un perfil muy amplio, poco definido, sin distinción por sexos, raza o localización geográfica. Solamente, cabe resaltar que con frecuencia aparece antes de los 20 años, es el patrón más habitual, “pero puede aparecer en cualquier momento de la vida”, como aclara el especialista.

¿Cuál es el tratamiento del vitíligo?

La buena noticia es que hoy día el 50% de los vitíligos tienen solución y el porcentaje aumenta hasta el 70-80% cuando aparece en cara y/o cuello

El tratamiento depende de la zona, la extensión y la edad –cuanto antes se empiece mejor- y persigue dos objetivos, frenar el avance y repigmentar las zonas afectadas.

Los tratamientos más habituales son:

  • Tratamientos tópicos con corticoides, inhibidores de la calcinourina o análogos de la vitamina D
  • Fototerapia UVA y UVB de Banda Estrecha. La Banda Estrecha tiene menos efectos secundarios, porque aprovecha de todo lo bueno de los rayos del sol, eludiendo efectos negativos, como fotoenvejecimiento o lesiones que pueden desencadenar en tumores o cáncer de piel
  • Algunos tipos de láser.
  • Además, el futuro es muy prometedor gracias a las terapias biológicas o terapias diana que también se van a empezar a aplicar al vitíligo, directamente hacía el foco de la inflación, de forma localizada y personalizada según el paciente.

El doctor añade que en el tratamiento contra el vitíligo es muy importante tener paciencia y constancia, ya que la eficacia está demostrada con resultados estupendos a medio largo plazo. Así se constata en su consulta y en el servicio de Dermatología de los Hospitales Vithas Costa del Sol de Málaga, que atiende el equipo de dermatólogos de Clínica Herrera.

BONUS: Un último apunte. Algunos pacientes llegan a la consulta comentando que a causa del vitíligo observan que la piel están hiperpigmentada en las zonas no afectadas. Debemos aclarar que no es así, es simplemente una percepción visual, debido al contraste con la claridad de las partes del cuerpo que tienen manchas.

SI QUIERES SABER ALGO MÁS CONCRETO, PUEDES ESCRIBIRNOS Y HACER TU CONSULTA EN:

CLINICADRHERRERA@GMAIL.COM

671 600 826

952 224 028

 

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.