Avd. Manuel Agustín Heredia Nº12, 5º Izq.29001. Málaga Teléfono: 952 224 028 | Móvil: 671 600 826
DRHERRERA MANCHAS

Llegó el verano y con él, las temidas manchas

La prolongada exposición solar habitual durante el verano, nos puede pasar factura si no somos responsables. A mayor exposición solar, mayor cantidad de melanina produce nuestra piel. Por este motivo adquirimos un tono más bronceado, pero el problema viene cuando esta formación de melanina se hace de una forma irregular (alterando el tono uniforme) o de una forma excesiva (formándose manchas).

Una de estas manchas son las denominadas melasmas. Son oscuras (marrones o grisáceas) y suelen aparecer en pómulos, mejilla, nariz, labio superior, frente y dorso de las manos. Pero obviamente la prevención es, una vez más el primer paso, por ello lo primero que hay que hacer es protegernos con una crema solar elevada de forma continuada, y esto es vital en nuestro plan antimanchas.

Hay ciertos hábitos de nuestra vida cotidiana que podemos hacer y que sin saberlo pueden provocar la aparición de estas manchas. Y es por ello que el Dr. Enrique Herrera nos da una serie de advertencias para que estemos alerta y en su caso no llevarlos a cabo.

Cuando nos duele la cabeza o alguna parte de nuestro cuerpo normalmente tenemos la malacostumbre de automedicarnos, y nos tomarnos un ibuprofeno. Pues este hecho puede ser un factor de riesgo a la hora de provocar la aparición de nuevas manchas. «Los medicamentos del grupo AINES (como el ibuprofeno) se han relacionado con episodios ocasionales de fotosensibilidad, es por ello que es recomendable utilizar fotoprotección u otros fármacos como el paracetamol». Apunta el doctor. También hay que destacar el uso de otros medicamentos por vía oral como determinados antibióticos, retinoides y anticonceptivos porque pueden sensibilizar la piel más de lo normal y producir reacciones cutáneas.

Por otro lado, nuestro experto también nos advierte que existen ciertos alimentos o bebidas con elevado contenido en psoralenos (como la lima, el perejil o el apio), y que, al entrar en contacto con la piel, pueden aumentar la fotosensibilidad a los rayos ultravioleta, provocando más fácilmente quemaduras, manchas y daños por el sol.

A la hora de depilarse o de exfoliarse la piel tienda a sensibilizarse por lo que no es recomendable hacerlo en los días previos a la exposición solar. Pero si además esos exfoliantes contienen ácido glicólico, ácido retinoico o alguno de sus derivados, podrían provocar la aparición de estas manchas. El Dr. Herrera solo aconseja el uso tanto oral como tópico de retinoides durante el verano baja estricto control Dermatologico

Nada de perfume o maquillaje, ya que también son agentes fotosensibilizantes, por lo que pueden multiplicar los efectos del sol en la piel. Incluso hay que tener cuidado a la hora de usar algo tan simple como es el desodorante. «El alto contenido en alcohol de estos productos, al contacto con los rayos UV llegan a producir irritación, eccema y manchas», apunta el experto.

Durante los días de exposición solar es preferible evitar tomar Vitamina C justo antes de tomar el sol. «Esta vitamina tiene muy buenas propiedades antioxidantes, pero en ocasiones no es bien tolerada por ciertas pieles al contacto con el sol, generando alergias cutáneas», afirma el dermatólogo.

El problema es que una vez han aparecido sobre la piel, son difíciles de eliminar por completo, si bien requieren el uso de cremas específicas, tratamientos y aparatología aplicados por parte de profesionales cualificados.

Si se diera el caso, podemos recurrir a tratamientos médicos como:

  • Fotoprotección intensiva y/o maquillaje corrector.
  • Aplicación de productos de uso tópico para interferir en la producción de melanina, como corticosteroides, hidroquinona, tretinoina, ácido azelaico o ácido kójico.
  • Peeling despigmentantes
  • Y en algunos casos láser y Luz Pulsada Intensa (IPL).

No obstante, cabe recordar que casi todos estos tratamientos deben aplicarse en los meses de invierno, cuando la exposición al sol sea mínima.

Pero, ante todo, uno vez aparezca cualquier tipo de mancha lo primero que debemos tener en cuenta es hacer una visita al dermatólogo para que la revise y nos haga una valoración profesional, y asegurarnos así de recibir una terapia adecuada. Porque, cuanto antes comencemos a tratar las manchas, más probabilidades de éxito tendremos.

SI QUIERES SABER ALGO MÁS CONCRETO, PUEDES ESCRIBIRNOS Y HACER TU CONSULTA EN CLINICADRHERRERA@GMAIL.COM . TAMBIÉN PUEDES LLAMAR AL 952 224 028 Ó AL 671 600 826.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.