Avd. Manuel Agustín Heredia Nº12, 5º Izq.29001. Málaga Teléfono: 952 224 028 | Móvil: 671 600 826
Acne Clinicadreherrera 4

Todo lo que debes saber sobre el acné

El acné, es una patología propia de la adolescencia. Aunque cada vez se están viendo más casos en adultos con problemas de acné, especialmente mujeres a partir de 25 años. Está relacionada con el estrés y uso de cosméticos comedogénicos. Además de los episodios agudos, también es importante el tratamiento de las cicatrices que, en ocasiones, dejan los casos más severos.

Aproximadamente el 80 por ciento de la juventud sufre las consecuencias típicas del acné, debido al desarrollo hormonal propio de esta fase del crecimiento. Es muy importante reaccionar a tiempo y no dejarlo pasar porque, con un diagnóstico oportuno y el tratamiento adecuado, casi el 100% de los pacientes mejoran en unos 6 meses, y un 85% de ellos no vuelve a tener granos.

Aunque se trate de una enfermedad benigna, es sin duda es una de las que más afectan a la calidad de vida durante la adolescencia, incluso puede dejar muchas huellas, no solo físicas sino también psicológicas. Está muy presente en nuestras vidas, y eso provoca que se hable mucho sobre el tema, y es por ello que hemos querido dedicar este post para hablar de ello.

Si hay una norma que no podemos saltarnos, y es la primera recomendación por parte de nuestro equipo de dermatólogos, es la limpieza e hidratación de la piel como rutina diaria. La genética y los cuidados que seamos capaces de darle a nuestra piel harán el resto, aunque, claro está, en los casos más graves, los especialistas en Dermatología tendrán que realizar un diagnóstico y valorar el uso de medicamentos.

Vamos a diferenciar tres tipos de niveles de acné, leve, moderado y grave.

En los casos leves, cuando las lesiones son esporádicas y dispersas en la frente, la nariz y la barbilla, vamos a detallar los consejos que da el Dr. Enrique Herrera Acosta:

  • Limpiar la piel todos, por la noche, utilizando un jabón neutro y aclarar con agua templada.
  • Tonificar, aplicando un tónico suave sin alcohol.
  • Hidratación, usando una crema con protector solar, por encima de factor 15.
  • El pelo debe estar retirado de la cada la mayor parte del día y no es buena idea llevar flequillo.
  • Una vez a la semana exfoliar la piel y aplicar una mascarilla para limpiar o desincrustar la grasa de los poros, utilizando productos dermocosméticos no-comedogénicos, que no obstruyan los poros, y evitar que sean grasos.

Es muy importante, no tocar ni intentar ‘explotar’ los granos ni las espinillas por dos razones fundamentales:

  • Porque la sustancias que sale hacia fuera también va hacia dentro y produce una inflamación perilesional que pude empeorar el cuadro general.
  • Porque se producen heridas en la piel que dejan profundas cicatrices que no desaparecen con el paso del tiempo y que luego son muy difíciles de eliminar. NO hay que tener miedo al acné como patología, pero SÍ hay que tener miedo a la cicatriz. El doctor Enrique Herrera asegura que “aunque existen técnicas muy buenas con láser, peeling, etc, cuesta muchísimo quitar las cicatrices que dejan los malos cuidados frente al acné, al ser casos muy difíciles”.

Una buena dieta equilibrada siempre nos ayudará a controlar los brotes porque una dieta abundante en carbohidratos hiperglucémicos, las grasas saturadas y alimentos con un índice glucémico alto podrian  afectar al acné,  ya que empeora el estado general del paciente y fomenta el sufrir brotes más agresivos y de peores consecuencias. Eso sí, no existen dietas antiacné, ni para prevenir, ni para curar.

En el caso de que se trate de un acné moderado, en el que se observan un mayor número de comedones (puntos negros) y/o lesiones inflamatorias (espinillas), además de todo lo anterior, es imprescindible consultar al dermatólogo. El especialista se encargará de planificar el tratamiento específico. En general los productos que se elaboran para combatir este tipo de acné contienen sustancias como:

  • Retinoides tópicos, como adapaleno, tretinoína, entre otros.
  • Peróxido de benzoilo.
  • Antibióticos tópicos, como eritromicina o clindamicina.
  • También productos combinados, lo que facilita la aplicación del tratamiento y aumenta su eficacia. Es el caso de adapaleno + peróxido de benzoilo, clindamicina + peróxido de benzoilo, tretinoína y clindamicina.

Cuando se trata de acné severo, en el que el tratamiento tópico no es del todo eficaz y las lesiones son muy numerosas y de gran tamaño, los medicamentos más utilizados, cuya elección dependen claro está del tipo y gravedad del acné, son:

  • Antibióticos vía oral -doxiciclina,minociclina o azitromicina-, indicado para casos con muchas lesiones inflamatorias, abultadas, grades y con pus).
  • Anticonceptivos orales, que se receta con frecuencia a chicas con acné derivado de las alteraciones hormonales, como en el síndrome de ovario poliquístico.
  • Isotretinoína, para adolescentes con acné polimorfo severo, en el que los comedones-puntos negros y espinillas se presentan muy inflamados.
  • Medicamentos antiadrogenicos

La experiencia a lo largo de los años, nos dice que los fármacos antiacné son seguros si son los adecuados para cada caso y se aplican correctamente, lo que también implica que los pacientes se tomen los tratamientos con responsabilidad, haciendo caso de lo prescrito por el especialista.

SI QUIERES SABER ALGO MÁS CONCRETO, PUEDES ESCRIBIRNOS Y HACER TU CONSULTA EN CLINICADRHERRERA@GMAIL.COM . TAMBIÉN PUEDES LLAMAR AL 952 224 028 Ó AL 671 600 826.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.