Avd. Manuel Agustín Heredia Nº12, 5º Izq.29001. Málaga Teléfono: 952 224 028 | Móvil: 671 600 826
Piernas Eliminar Varices Herrera

Terapia Dual, microespuma y láser, para acabar con varices y arañas vasculares

La llegada del otoño y el invierno son las épocas ideales para eliminar las pequeñas varículas y microvarices de las piernas, así lo recomiendan nuestros dermatólogos. Por tanto, ya lo sabes, debemos aprovechar los meses más fríos para realizar este tipo de tratamiento, puesto que con la llegada del calor ya no es aconsejable. Y ¡atención!, las mujeres son más propensas a padecer varices que los hombres, hasta 5 veces más, según los estudios médicos.

Se trata de un problema que para muchos solo tiene connotaciones meramente estéticas pero no debemos olvidar que también produce pesadez, calambres o dolor de piernas; lo que, en ocasiones, supone un obstáculo para llevar a cabo diversas actividades y, además, puede limitar y afectar psicológicamente a las pacientes.

 

La doctora Mónica García Soto, especialista de nuestra clínica, explica que las personas con problemas de varices no pueden dejar el tratamiento ‘para mañana’. “El tiempo corre en su contra”, asegura, ya que las varices o arañas vasculares suelen ir a peor, “aumenta en cantidad, molestan más y son más llamativas”.

Las varices son vasos venosos dilatados que dejan de hacer su trabajo, que funcionan de manera incorrecta. Principalmente, nos encontramos ante arañas vasculares, venas finas y de pequeño tamaño; fácilmente visibles bajo la piel; de color rojizo o azulado y con forma de estrella.

El factor hereditario es determinante en la aparición de este cuadro cutáneo, pero también existen otras circunstancias que empeoran o favorecen su aparición como:

  •  La vida sedentaria.
  •  Los trabajos prolongados de pie.
  •  La obesidad o sobrepeso.
  •  Y los cambios hormonales (de forma destacada durante el embarazo o cuando se utilizan métodos de anticoncepción).

 

El equipo médico de Clínica Dermatológica Dr. E. Herrera aconseja la Terapia Dual para el tratamiento estético y eliminación de las varices. Es una terapia muy efectiva y sin cirugía, cuyo objetivo es, según la doctora García Soto, “cerrar las venas para que el cuerpo las vaya reabsorbiendo y, así, las varices desaparezcan definitivamente”.

Esta avanzada técnica se realiza en dos pasos:

  1. Primero se inyecta la microespuma esclerosante, lo que potencia el efecto posterior del láser. La microespuma contiene podidocanol, un medicamento que produce una reacción inflamatoria controlada en la variz y así se logra que se cierre la vena y desaparezca la variz como tal. El paciente notará una ligera sensación de quemazón durante la inyección, que desparecerá en 15-20 minutos.
  2. El segundo paso es la aplicación del láser vascular Neodimio-Yag de alta frecuencia, que se encarga de transmitir calor a las paredes del vaso, lo cual termina por cerrarlo.

Ventajas de la Terapia Dual

  •  Se realiza sin anestesia.
  •  No requiere hospitalización.
  •  Se aplica en la consulta.
  •  La paciente, tras recibir el tratamiento, se marcha andando.
  •  La paciente puede realizar una vida completamente normal después de la sesión.
  •  Ofrece muy buenos resultado en pocas sesiones.

Duración de la Terapia Dual

En la primera sesión, se tratan las piernas completas. Después, durante algunos días, habrá un mayor enrojecimiento de la zona tratada y un poco de inflamación, ambas cosas que desaparece en un plazo de 4-8 semanas. Además, será necesario llevar unas medias de compresión durante varios días.

Deben realizarse revisiones cada mes y medio, en las cuales se valorará la necesidad de hacer algún repaso. La duración y número de repasos dependerá de cada caso en particular.

Cada sesión dura entre 30-60 minutos, en función de la extensión de la zona a tratar y la densidad de las varices.

Tras el tratamiento, durante un tiempo, es muy importante mantener una serie de hábitos como no permanecer sentado durante mucho tiempo, no tomar el sol directamente o no acudir a saunas y baños muy calientes.

 

Los resultados son excelentes, desde la primera sesión se aprecia una mejoría estética importante y las varices van desapareciendo. Consecuentemente, también se reducen la pesadez y/o los calambres asociados a la existencia de varices.

En cuanto a la durabilidad del tratamiento, la predisposición genética juega un importante papel, con los años puede que aparezcan otras venitas dilatadas en las piernas, que se pueden tratar con la misma técnica. Por eso es apropiado el seguimiento del médico especialista, quien sugerirá el mejor momento de actuar. 

En estas dos imágenes os ofrecemos el Antes y el Después de una de nuestras pacientes:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si quieres saber algo más concreto, puedes escribirnos y hacer tu consulta en clinicaeherrera@gmail.com.

También puedes llamar al 952 224 028 o visitarnos en la Avenida Manuel Agustín Heredia, 12, 5º izq, de Málaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *