Avd. Manuel Agustín Heredia Nº12, 5º Izq.29001. Málaga Teléfono: 952 224 028 | Móvil: 671 600 826
Fotoprotección

Uso de crema solar con fotoprotección, cuánta, cómo, cuándo…

Crema solar, protección solar, crema con protección, factor de protección molar… sin duda, son palabras con un puesto asegurado en el ‘top ten’ de las expresiones del verano. Y parece que ya sabemos mucho sobre el tema y que tenemos muy claro lo que se puede o no se puede hacer… Pero no, las personas se siguen quemando con el sol y continúan apareciendo casos de cáncer de piel asociados al exceso de protección solar. Cada año, según la AEDV, se detectan en España unos 4.000 casos de melanoma, el tumor cutáneo más grave.

Por eso hoy vamos a insistir en algunas cuestiones básicas vinculadas con la necesidad de proteger nuestra piel de la exposición solar, sobre todo en los meses de verano.

Antes y muy relacionado con este asunto, nos gustaría contaros uno de los últimos inventos surgido del laboratorio de Fotobiología Dermatológica del Centro de Investigación Médico Sanitaria (CIMES) de la Universidad de Málaga, dirigido por el doctor Enrique Herrera Ceballos y en cuyo equipo están la doctora María Victoria de Gálvez y el profesor y experto en fotoprotección José Aguilera.

Diana Solar, una nueva herramienta para la fotoprotección

Se trata de la Diana Solar o Uvilisco. Hace pocas semanas el diario Málaga Hoy publicaba un reportaje que te recomendamos para conocer más detalles. A modo de resumen, te contamos que se trata de una especie de antiguo reloj solar, pero que lleva dibujada una diana, con unas circunferencias de colores que indican los diferentes índices ultravioleta. Si la sombra del palo central llega al color azul, todo va bien, pero si la sombra va disminuyendo al amarillo o al rojo, significa que progresivamente hay que incrementar las medidas de protección, cubrirse, estar a la sombra o cobijarse en interiores.

Parece muy sencillo, pero está basado en una fórmula matemática que combina el índice ultravioleta con la hora del día y la distancia de la sombra. Lo que sí es verdad es que puede ser muy práctico de cara al uso popular, en las playas, colegios, calles, parques… porque es tan gráfico que de un vistazo rápido nos pone en alerta sobre la radicación solar.

Consejos de fotoprotección

Y ahora, vamos ya con el recordatorio/decálogo sobre cómo afectan los rayos ultravioleta a nuestra piel y cómo protegernos, sobre todo en verano:

  1. A la Tierra llegan los rayos UVA y UVB, la sobrexposición –sobre todo a los UVB- es el mayor factor de riesgo del cáncer cutáneo.
  2. Los UVA, que recibimos durante todo el año, son muy dañinos para la piel. La dermis nunca se recupera por completo de sus efectos, por eso se dice que la piel tiene memoria. Son responsables del envejecimiento de la piel y alergias solares.
  3. Los UVB inciden menos sobre la superficie terrestre, pero son más energéticos y sobre todo en verano, por eso son los principales responsables de las quemaduras solares.
  4. Las cremas de fotoprotección solar deben contener protector frente a los UVB para prevenir el eritema y la quemadura solar y frente a la radiación UVA para minimizar el fotoenvejecimiento.
  5. Lo que conocemos como FPS, es la capacidad que tiene el protector solar de disminuir el eritema que provoca la exposición al sol. Cuanto mayor es el número, mayor puede ser la exposición solar de la piel sin que se “ponga roja”.
  6. El FPS garantiza la protección si nos aplicamos una cantidad suficiente de crema, es difícil hablar de cantidades en este caso, pero mejor por exceso que por defecto.
  7. La crema solar debe aplicarse antes de la exposición solar, basta con 5-10 minutos antes, pero conviene repetirlo al menos cada dos horas, sobre todo o incluso más, si nos hemos mojado o la ropa ha rozado mucho la piel, ya que se elimina la protección con más facilidad.
  8. Deberíamos proteger la piel siempre que salgamos a la calle, ya que puede parecer que no hay sol, pero los rayos ultravioleta sí llegan a la piel. Además de cremas, es bueno llevar gorro, gafas de sol y ropa adecuada, transpirable pero densa, mejor de algodón y oscura, que no deje pasar los rayos del sol. Lo que para nosotros es el kit de moda ideal para verano.
  9. Para elegir una crema fotoprotectora, debemos fijarnos en el FPS del etiquetado, la resistencia al agua -sobre todo en edades infantiles-. Hay que tener en cuenta que existen fotoprotectores específicos para acné, melasma, deportistas y para personas con patologías, como fotodermatosis, atopias o cáncer de piel, en los que se debe asegurar una fotoprotección muy elevada.
  10. Hay que evitar la exposición directa al sol en las horas centrales del día, sobre todo en los meses de verano. Por el contrario, en las primeras horas del día y a últimas de la tarde, cuando el sol no quema y las sombras que proyectamos son alargadas (como se reproduce muy claramente en la Diana Solar de la que hemos hablado antes), es buen momento para aprovechar los beneficios del sol, como la mayor asimilación de la vitamina D, estupenda para regular el sistema inmunológico, y mejora del estado anímico por liberación de endorfinas y serotonina.

SI QUIERES SABER ALGO MÁS CONCRETO, PUEDES ESCRIBIRNOS Y HACER TU CONSULTA EN CLINICADRHERRERA@GMAIL.COMTAMBIÉN PUEDES LLAMAR AL 952 224 028 Ó AL 671 600 826.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.