Avd. Manuel Agustín Heredia Nº12, 5º Izq.29001. Málaga Teléfono: 952 224 028 | Móvil: 671 600 826
. Port Mujer Depilación Láser Clínica Herrera

¿Tienes dudas sobre la depilación láser en alguna zona de tu cuerpo?

Hoy vamos a contar detalles sobre el uso Láser Neodimio-Yag para eliminar el vello corporal. Va a llegar el momento, si no ha llegado ya, en el que las buenas temperaturas nos inviten a salir con pantalones cortos, faldas sin medias, camisetas de tirantes e, incluso, en algunas zonas de España, podremos disfrutar de la playa o la piscina… Vamos, que la llegada del buen tiempo puede hacerte también pensar en la depilación láser y que sea lo más duradera posible, ¿verdad?

Pues bien, en este post vamos a intentar concretar los datos más importantes de una de las técnicas más utilizas y, posiblemente, de las más recomendables para la mayoría de las personas: La depilación con Láser Neodimio-Yag.

Se trata de la técnica más usada en los hospitales Vithas Costa del Sol, en los que el equipo de especialistas de Clínica Herrera se ocupa del Servicio de Dermatología y Dermoestética. Contamos con la ayuda de la doctora Mónica García Soto para explicar con detalle está técnica y sus peculiaridades.

¿Cómo es la depilación láser con Neodimio-Yag?

La depilación láser es realiza con la aplicación de luz en la pigmentación oscura del pelo, una luz que se transforma en calor, llega a la raíz del pelo destruyéndola e impidiendo que vuelva a crecer. El láser debe tener una longitud de onda entre los 700 y 1200, un margen que garantiza que no habrá daños cutáneos al aplicarlo. Precisamente, el Láser Neodimio-Yag se adaptarse a todo tipo de pieles, con gran seguridad, incluso en pelo oscuro y profundo. Es muy eficaz también en las pieles más morenas, con fototipos altos ( oscuros ) o pieles bronceadas.

Es un sistema con máxima seguridad y garantía en cualquier época del año, aunque siempre es aconsejable no tomar el sol 2-4 semanas antes de la depilación.

La depilación es casi definitiva, pero con el paso del tiempo puede hacer falta algún repaso. De hecho, no nos engañemos, no hay ningún método 100% definitivo.

Para aplicarlo, el especialista estudia el tipo de vello y piel y valora si es el tratamiento más eficaz y duradero que existe en ese caso.

La depilación láser, en manos expertas, es un método seguro que elimina el pelo y no daña la piel, aunque siempre existen riesgos asociados, tales como quemaduras e hiperpigmentación temporal de la piel (manchas), pero estos se minimizan siempre y cuando haya una supervisión especializada en estética, para determinar los parámetros de seguridad en base a las características de la piel.

¿Qué zonas del cuerpo se pueden depilar con láser?

Si no hay una contraindicación médica y el especialista considera que el pelo puede eliminarse, podría depilarse cualquier parte.

Lo más común es hacerlo en las piernas, ingles, axilas, brazos, espalda o algunas zonas de la cara. Los hombres suelen depilarse más la espalda, hombros, tórax, abdomen y pómulos. Y cada vez se dan más casos en piernas, cuello, los brazos, glúteos o manos. Las mujeres se depilan sobre todo las axilas, las ingles y las piernas.

Las zonas más sensibles son:

  • Bigote y barba, en general el área facial.
  • Areolas de los pezones, muy demandada, sobre todo, por hombres…
  • Zona Perianal: altamente sensible debido a que hay muchas terminaciones nerviosas y casi no tiene contacto con el exterior.
  • Nuca: Donde hay muchas terminaciones nerviosas.
  • Labios Mayores y Monte de Venus: Una zona delicada por sus terminaciones nerviosas, la oscuridad de la piel y, normalmente, con abundante pelo.
  • Zona interna del muslo: aunque es una zona delicada, lo bueno es que el vello suele ser muy débil.
  • Dedos de los pies: Quizás la zona más sensible, tanto en hombres como mujeres, por la cantidad de terminaciones nerviosas que tenemos en los pies.
  • Rodillas: Curiosamente, también tenemos muchas terminaciones nerviosas en las rodillas por lo que es otra zona crítica.

¿Cuántas sesiones hacen falta con la depilación Láser Neodimio-Yag?

Normalmente, la depilación láser requiere entre 6 y 8 sesiones.

En muchas ocasiones, en las axilas e ingles y piernas –donde la densidad de pelo suele ser estable-, se puede eliminar casi el 90% del pelo con tres o cuatro sesiones

Consejos pre depilación

Evitar la exposición solar durante un mes o algo más antes del tratamiento, porque la melanina está activada y se pueden producir quemaduras.

No arrancar el pelo de raíz al menos durante los 4 días previos, es decir, ni con cera, ni con pinzas, ni cualquier otro método similar. Igualmente, está contraindicado el uso de decolorantes del vello 5 días antes de la depilación.

Acudir al especialista con la piel limpia, sin cremas, polvos, desodorantes o perfumes de ningún tipo.

Informar al especialista que va a realizar la depilación sobre si se está tomando algún medicamento, anticonceptivos, hormonas… También se debe comunicar si se está embarazada. En la semana previa a la primera sesión, tampoco se deben haber usado cremas con retinol o ácido glicólico, ni deben pasarse por alto casos de herpes antes de la depilación.

Consejos post depilación

Tras la depilación conviene usar cremas reparadoras.  Se aconseja hidratar algo más la piel durante los 3 o 4 días posteriores al tratamiento.

En las axilas depiladas debe evitarse el desodorante con alcohol.

Durante la semana posterior a la depilación no se debe tomar el sol y después debe hacerse de forma paulatina y con protectores solares pantalla total.

Puede ser que algunos pelos tarden algunos días en caerse, en ese caso se podrán rasurar pero nunca arrancar de raíz.

Durante los 3 o 4 días posteriores, hay que evitar el calor en las zonas depiladas –duchas, saunas…- y la ropa ajustada.

Cuando se ha depilado alguna zona de la cara, es mejor no maquillarse durante 2 o 3 días.

En general, la piel debe estar convenientemente hidratada, antes y después del tratamiento. Esto prepara la piel y combate irritaciones o dolores.

Y para terminar, un par de advertencias sobre el uso del láser…

En las zonas que hay lunares o tatuajes no se puede usar la depilación láser, porque la diana del láser es el pigmento, no el pelo, y si hay coloración atacará también ahí, destrozando el tatuaje y, lo que es más importante, causando mucho dolor, ampollas o graves quemaduras.

Algunos especialistas tienen un truco para tatuajes muy pequeños o lunares, que es pintarlos de blanco para evitar que el láser actúe sobre ellos.

La estabilidad hormonal influye en el resultado del tratamiento, por eso se recomienda recurrir a la depilación después de los 18 años y, si es antes, debe hacerse con el consentimiento de los padres y siendo conscientes, por ejemplo, de que podrá necesitar más sesiones o que sea menos duradero por no haber finalizado la fase de desarrollo del pelo. A pesar de estas cuestiones, en algunos adolescentes da muy buen resultado y evita excesos con cera o rasurados. Claro está, siempre que estén en manos de profesionales especializados y con totales garantías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.