Avd. Manuel Agustín Heredia Nº12, 5º Izq.29001. Málaga Teléfono: 952 224 028 | Móvil: 671 600 826
Callos Manos Deportistas

Consejos para evitar callos y heridas en las manos del deportista

Si eres de esas personas que hacen del deporte una práctica habitual, te va a interesar este post, porque es muy probable que en alguna ocasión o de forma permanente te salgan callos, ampollas o heridas en las manos, por ejemplo tras realizar ejercicios como montar en bici o levantar pesas, dominadas, deportes de raqueta o remo. Así que vamos a ofrecerte algunos consejos que te vendrán muy bien para saber cómo evitarlos o como curarlos.

  1. Prevención

Protege tus manos. El uso de unos buenos guantes ayuda a minimizar la aparición de los callos. No obstante, “no vale cualquier guante, es necesario elegir los que sean apropiados para la actividad que vayamos a realizar. No es lo mismo levantar pesas que andar en bici. En cada caso, el refuerzo contra la fricción va colocado en un punto concreto. Aun así, el uso de guantes a veces no es suficiente, y las callosidades tienden a aparecer”, como explican los responsables del Gimnasio Underground Sports & training center, a quienes hemos preguntado por su experiencia y la de sus deportistas en este ámbito.

De hecho, como profesionales, consideran que es decisivo aprender a realizar un agarre correcto en cada tipo de ejercicio, y por eso viene estupendamente dejarse aconsejar por los propios entrenadores.

En general, cuidar la piel de las manos como medida preventiva ayuda a evitar la aparición de callos. El mejor hábito es mantenerlas perfectamente hidratadas con crema a diario y utilizar jabones que limpien e hidraten al mismo tiempo.

  1. ¿Cómo eliminar las callosidades?

Te explicamos paso a paso cómo actuar cuando tienes callos en las manos:

  • Una vez que los callos ya han aparecido, si están muy duros, debemos sumergir las manos en agua tibia y dejarlas un rato en remojo.
  • Después, hay que frotar suavemente con una piedra pómez o similar para eliminar la piel muerta que se hace más visible y blanda gracias a la acción del agua.

  • Tras este paso, se deben limpiar las manos con agua y aplicar una crema calmante, hidratante y queratolítica, que contenga urea o lactato amónico, y principios activos cicatrizantes como aceite rosa mosqueta, glicerina, alantoina, ácido hialurónico, centella asiática…( Podemos recomendar à MS Loción Reguladora)
  • Cuando tengas una herida abierta, lo primero que se debe hacer es limpiarla bien con un antiséptico que contenga clorhexidina (Como à TriSeptyl Gel Higienizante Cutáneo) o Iodo.
  • Si el caso es grave, siempre bajo prescripción médica, puede ser necesario añadir algún antibiótico en crema o pomada para evitar sobreinfecciones, como mupirocina o ácido fusídico.
  1. ¿Qué hacemos cuando se forman ampollas?

Si se forman ampollas, es aconsejable eliminar el líquido del interior de forma muy higiénica, pero sin arrancar la piel, ya que la dermis quedaría expuesta y habría un mucho riesgo de infección. Evidentemente, como hemos comentado en el punto anterior hay que limpiar bien la herida con un antiséptico que contenga clorhexidina (Como à TriSeptyl Gel Higienizante Cutáneo)  o Iodo. Si la herida se agrava, se debe recurrir al médico que podría prescribir antibiótico en crema o pomada para evitar sobreinfecciones.

Recuerda que anteriormente, ya habíamos comentado la necesidad de cuidar las manos porque son ‘herramientas’ básicas con las que trabajamos a diario y que, además, muchas veces son una inevitable tarjeta de presentación. En el post ‘¿Proteges correctamente la piel de tus manos?’ encontrarás otro consejos y tratamientos especialmente dirigidos a esta importante parte del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *