Avd. Manuel Agustín Heredia Nº12, 5º Izq.29001. Málaga Teléfono: 952 224 028 | Móvil: 671 600 826
Mujer Playa

Seis consejos básicos para cuidar la piel atópica en verano

Es tiempo de calores, sol, sudor, temperaturas de contraste… y estos son factores externos que pueden influir en el estado de las pieles con dermatitis atópica. Por eso, vamos a dar unas breves recomendaciones para piel atópica en verano, de manera que quienes sufren esta patología cutánea puedan sobrellevar algo mejor esta época.

  1. Mucha hidratación, sin cortarse, mejor exceso que escasez. ¡PERO OJO! Nunca en las zonas con brotes por la dermatitis. La hidratación es un hábito que sirve para prevenir, para anticiparse a las molestas irritaciones.
  2. La exposición solar puede favorecer el tratamiento del eccema ocasionado en épocas de brotes. De hecho, los dermatólogos suelen usar radiación ultravioleta de banda estrecha artificial para sus pacientes con dermatitis atópica. No obstante, es realmente importante ser moderado, como cualquier otra persona, para no quemarse, evitar la exposición directa en las horas centrales del día, usar protección solar….
  3. Si hay un brote, siempre hay que ceñirse a los cuidados, recomendaciones o indicaciones específicas del dermatólogo.
  4. En cuanto a los baños, en general hay que ser moderado, no muchas veces, más bien de duración breve, en aguas templadas… y este es un consejo válido todo el año, no solo para la piel atópica en verano.
  5. En concreto, sobre los baños en la piscina, se debe ser cauto porque el cloro reseca mucho la piel. Así que es muy importante aclararse muy bien la piel después del baño. (CONSEJOS BÁSICOS PARA CUIDAR LA PIEL EN UN DÍA DE PISCINA)
  6. Sin  embargo, el agua marina puede ser un bálsamo para la piel porque potencia los efectos beneficiosos del sol. (¿POR QUÉ ES BENEFICIOSA EL AGUA DEL MAR EN LA PIEL?)

Enfermedad crónica

Como veis, son seis consejos muy fáciles de incorporar a nuestra rutina veraniega y que, sin duda, serán una ayuda a la hora de controlar la piel atópica en verano ya que, como sabemos, hasta la fecha no se ha encontrado ninguna cura definitiva a esta enfermedad cutánea crónica.

La dermatitis atópica es una patología fundamentalmente de origen genético, hay personas más predispuestas a padecerla, sin embargo, hay factores como las condiciones ambientales, alergias alimentarias o a tejidos concretos que la desencadenan o agrava la situación.

El picor, la inflamación de las zonas afectadas, los eccemas u otras lesiones como el engrosamiento y sequedad crónica de la piel, son consecuencias muy molestas de la atopia, que además ocasiona irritabilidad, nervios y dificultades para descansar. Así pues, no está de más hacer caso a pequeñas recomendaciones profesionales que siempre servirán para mejorar la salud cutánea y seguro que también serán beneficiosas en el estado general de la personas con dermatitis atópica.

SI QUIERES SABER ALGO MÁS CONCRETO, PUEDES ESCRIBIRNOS Y HACER TU CONSULTA EN CLINICADRHERRERA@GMAIL.COM . TAMBIÉN PUEDES LLAMAR AL 952 224 028 Ó AL 671 600 826.

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.