Avd. Manuel Agustín Heredia Nº12, 5º Izq.29001. Málaga Teléfono: 952 224 028 | Móvil: 671 600 826
Niña Sky

¿Cómo y por qué debo proteger la piel cuando voy a la nieve?

Lo habitual es que relacionemos las quemaduras solares de nuestra piel con el tiempo soleado y el verano, pero no debemos olvidar que el sol está siempre ahí, con mayor o menor intensidad, durante todo el año. En estas fechas, en las que son habituales los viajes a la nieve debemos tener especial cuidado, porque esto puede ser muy peligros para nuestra piel, sobre todo en zonas como el rostro, cuello, escote, orejas, labios o manos.

Mujer en la nieve, proteger la piel

No olvidemos que las radiaciones ultravioletas son muy potentes en alta montaña y zonas nevadas. Pueden ser las causantes de importantes lesiones cutáneas, que den lugar a un envejecimiento prematuro de la piel, manchas, quemaduras o aun peor tumores o cáncer de piel.

¿Por qué es tan peligroso el tándem SOL y NIEVE?

  • La nieve actúa como reflectante de los rayos solares, lo que duplica su efecto nocivo.
  • Por encima de los 1.000 metros de altura el efecto perjudicial de los rayos ultravioletas aumenta un 15 por ciento. Según los expertos, cada 300 metros, aumenta el riesgo entre u 4 y un 5 por ciento.

Sobra de esquiador en la nieve, sol reflectante

  • En las zonas de montañas, el viento es más frío e intenso.
  • Durante el invierno, estamos menos concienciados en cuanto a la necesidad de proteger la piel, ya que llevamos cubierto casi todo el cuerpo, pero CUIDADO con la cara, las orejas, los labios y las manos. La piel, además, suele estar más seca y deshidrataba por lo que es más vulnerable.

¿Cómo protegernos de sol en la nieve?

Ya hemos compartido contigo consejos sobre cómo cuidar tu piel ante la llegada del frío o sobre algunas de las patologías que se producen por los cambios bruscos de temperatura, y en este post vamos a centrarnos en la manera de proteger tu piel si estás pasando unas días en la nieve o en alta montaña.

  • En primer lugar es imprescindible el uso de cremas de elevada protección solar, con factor entre 30 SPF y pantalla total, dependiendo del tipo de piel. Es más, existen algunas marcas que tienen formatos específicos para practicar deportes de invierno, con características especiales como el water resistant y texturas fáciles de aplicar.
  • Zonas de riesgo: Rostro, labios y manos. Un detalle que a veces pasamos por alto: No te olvides insistir en la protección en la nariz y las orejas.
  • En general, aplícate el protector al menos 30 minutos antes de salir.

Protección solar en spray

  • Repite la aplicación, cada dos horas, y antes si has sudado o la ropa en contacto con la piel ha podido eliminar la crema disminuyendo su eficacia.
  • Los labios son una parte muy delicada en este entorno porque tienen una piel muy fina y, además, carece de glándulas sudoríparas y sebáceas, por eso se adaptan mal a los altibajos del clima. Recuerda usar protección e hidratación y repetir su aplicación con frecuencia a lo largo del día. Y, como te hemos comentado en otras ocasiones, evita humedecerlos con saliva, es contraproducente ya que en lugar de hidratar solo contribuye a una mayor irritación.
  • Las manos también son vulnerables, así que van a requerir tu atención, con una crema adecuada durante el día y otra más concentrada durante la noche.
  • Tras la jornada, una vez en casa y con la piel limpia, no olvides utilizar una crema hidratante para ayudar a tu piel a recuperarse del esfuerzo realizado para combatir las inclemencias del tiempo. Y si notas tu piel dañada, enrojecida o dolorida, opta por un serum o sustancia regeneradora.
  • Por último, al margen de cuidados dermatológicos o más bien como complemento, es indispensable que uses gafas de sol homologadas, guantes, bufandas y gorros. Cuantas más barreras le pongamos al frío y el sol, mejor para la salud de nuestra piel.

hombre esquiando en día soleado

 

Y por cierto, aunque no pases unos días en la nieve, y pese a que haga frío y el cielo este cubierto, estés en la zona que estés, la recomendación de los dermatólogos es que siempre uses una crema hidratante con protección superior a 15 SFP cuando salgas a la calle.

 

Si quieres saber algo más concreto, puedes escribirnos y hacer tu consulta en clinicaeherrera@gmail.com. También puedes llamar al 952 224 028, al 671 600 826. O  visítanos en la Avenida Manuel Agustín Heredia, 12, 5º izq, de Málaga (España).

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *